El intendente Julio Zamora cuestionó esta mañana la movilización que protagonizaron vecinos principalmente de los countries del complejo Villa Nueva, para reclamar el levantamiento de la cuarentena preventiva ante la pandemia de coronavirus. Los manifestantes realizaron anoche una caranavana de autos que se inició en distintos barrios privados y llegó hasta la rotonda de la estación de trenes de Tigre.

«Hay muchas formas de expresarse y los vecinos podían haber elegido otra. Lamentablemente, creo que han puesto en riesgo todo el esfuerzo que hizo la comunidad de Tigre para lograr que al día de hoy tengamos un número bastante bajo de casos: tenemos un total de 92 infectados y seis fallecidos», expresó el jefe comunal y continuó: «Esto se ha logrado por todas las medidas que adoptó el Municipio en conjunto con los gobiernos nacional y provincial. Creo que la medida de ayer pone en riesgo esto».

En declaraciones a AM 750, Zamora explicó: «Pusimos a disposición de la Justicia, como debe ser, todos los elementos probatorios que tenemos del rompimiento de la cuarentena».

«Ahora, el fiscal actuante tiene que evaluar si en el marco de la movilización de ayer hubo un incumplimiento de la medida dispuesta por el gobierno nacional de aislamiento social, preventivo y obligatorio. Lo tiene que evaluar la Justicia», agregó.

Consultado sobre el origen de la protesta entre residentes de distintos countries, el intendente señaló: «Lo que menos quiero es estigmatizar a la gente por el lugar donde vive. Pero este colectivo que se movilizó puso en riesgo el esfuerzo de toda la comunidad de Tigre, y eso es muy grave. Apeló a la racionalidad».

Uno de los reclamos de los manifestantes fue la autorización de las salidas recreativas dentro de las urbanizaciones privadas. Al respecto, el jefe comunal puntualizó: «No tengo facultades para permitirlas, tengo que respetar la mirada de la jurisdicción superior», que es el gobierno provincial.

Por otra parte, el mandatario hizo un panorama de la situación económica del Municipio: «Tenemos un reducción de los ingresos del más del 35%, eso hizo que tomemos muchas medidas para tratar de sostener los servicios esenciales hacia nuestros vecinos. Redujimos contratos y los sueldos de los funcionarios, achicamos muchas áreas que ahora no podemos sostener. Tuvimos que tomar algunas decisiones que no nos gustan pero que tienen que ver con la realidad que tenemos hoy».

Finalmente, Zamora valoró la reactivación de algunas actividades productivas en el distrito: «Hicimos un esfuerzo muy grande, y en algún momento se nos catalogó de muy aperturistas, para proponer la apertura administrada de las industrias. La verdad, lo hicimos a mucha conciencia, con mucha responsabilidad, respetando la salud y la vida de nuestra población, en primer lugar, pero con el entendimiento de que si no comenzamos con las actividades económicas no tenemos un destino que nos permita seguir con las mismas prestaciones en el Municipio. Por es, propusimos la industria automotriz que ya fue autorizada, y las industrias plástica y de autopartes que justo en el día de ayer también fueron autorizadas».

«Los vamos haciendo en la medida que vamos teniendo resultados epidemiológicos que son aceptables para realizar estas aperturas. Por eso, si hay vecinos que, de alguna manera, interrumpen ese proceso lento pero progresivo de apertura de actividades, a nosotros nos preocupa, porque si cometemos un error vamos a tener que volver para atrás. Tenemos que ser muy cautos a la hora de ir abriendo actividades en nuestra ciudad», concluyó el intendente.