El intendente y presidente del Partido Justicialista local, Julio Zamora, acompañó la marcha en repudio a la decisión gubernamental de cerrar el Jirim 1 y la primaria 25 del arroyo Caracoles. De la manifestación que tuvo su acto central frente al Concejo Deliberante formaron parte docentes, vecinos y miembros de los distintos sindicatos que convocaron a la actividad.

“Esta movilización es muy importante para que las autoridades puedan escuchar el grito fuerte de muchos vecinos”, señaló el ejfe comunal y agregó: “Cambiemos está mirando la economía y no tiene a la educación como eje principal. Le decimos que no al ajuste de los gobiernos nacional y provincial que pretende cerrar las escuelas de islas”.

La marcha se desarrolló desde la Estación Fluvial hasta el Palacio Legislativo local. En simultáneo, se llevó a cabo una travesía de kayakistas que salieron de tres diversos puntos: Pay Carabí, Villa La Ñata y Martínez.

“Hay 20 chicos que están sin escuela y que a su vez van a ser trasladados a otra comunidad. Espero que tomen conciencia porque como dicen los isleños ‘cuando cierra una escuela, la comunidad muere’. Queremos que la gobernadora (María Eugenia) Vidal recapacite con su decisión”, sostuvo la docente y referente del Suteba San Fernando, Fátima Prieto.

Cabe recordar que, en primera instancia, la clausura de establecimientos educativos del Delta también abarcaba a los jardines 904, 919, 920 y las primarias 13, 18 y 19. Pero tras el intenso reclamo de los integrantes de la comunidad educativa, tuvieron que dar macha atrás con la disposición.

La directora de la escuela 25, Amelia Torrilla, señaló: “Nosotros contamos con 20 alumnos que necesitan seguir su aprendizaje cotidiano. El establecimiento está en buenas condiciones, no entendemos el argumento de por qué prohíben que los chicos estudien cerca de sus hogares”.

Los gremios que convocaron a la jornada de protesta fueron el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación Judicial Bonaerense, el Sindicato Único de Guardavidas, la Asociación Bancaria y la CTA Regional Zona Norte.

Por su parte, la representante de ATE San Martín, Claudia Ríos, expresó: “No pueden atentar con algo tan importante como la educación. Venimos acumulando muchas necesidades. Este gobierno quiere demostrar que es neoliberal y solo piensa en los ricos”.

Entre otros dirigentes políticos y sindicales presentes, estuvieron el diputado provincial de Unidad Ciudadana, Miguel Funes; la presidenta del Concejo Deliberante de Tigre, Alejandra Nardi; los concejales del Frente Renovador de Tigre, Gisela Zamora y Luis Samyn Ducó; los ediles de Unidad Ciudadana de San Fernando, Josefina Paso, Matías Molle y Nacho Álvarez; el secretario general del Suteba, Roberto Baradel; la secretaria general de CTERA, Sonia Alesso; y el secretario de Política Sanitaria y Desarrollo Humano local, Gonzalo Meschengieser.