Compartir en:

Durante la presentación de la remodelación de la Plaza Mariano Moreno, en el barrio Bello Horizonte de la localidad de Ricardo Rojas, el intendente Julio Zamora volvió a referirse a la polémica de los últimos días: la imposibilidad de presentarse como candidato para renovar su cargo por el flamante Frente de Todos, a partir del acuerdo a nivel nacional entre el massismo y el kirchnerismo.

“La democracia interna de los partidos es vital. Considero que hay un capricho por impugnar mi candidatura. Venimos trabajando desde hace un año y medio por la unidad y claramente me considero parte de este espacio. Estas acciones violan el derecho de todos los vecinos de Tigre de poder elegir libremente al candidato que les parezca más competente para cumplir la tarea gestionar y proteger sus intereses en los próximos años”, expresó el jefe comunal.

Según denunció el propio Zamora, entre los pedidos de Sergio Massa para incluir al Frente Renovador en la coalición opositora al macrismo estuvo quedarse con el poder de decisión sobre quién disputará la intendencia de Tigre. Y esa postulación recaería en su esposa Malena Galmarini.

Como reacción a esta situación, numerosos vecinos y dirigentes y diversas organizaciones sociales y políticas dejaron en claro su malestar, a través de expresiones públicas y comunicados.

Anoche, para respaldar a Zamora y reclamar que la candidatura se defina en las PASO, se llevó a cabo una manifestación en la plaza principal de Benavídez, la localidad de residencia del jefe comunal.

Además, con el mismo fin, distintas agrupaciones políticas protagonizaron hoy un plenario en la localidad de El Talar. En ambas actividades, estuvo presente Zamora, quien agradeció los apoyos.