Compartir en:

sudestada1

Desde la madrugada, la Comuna llevó adelante un operativo para controlar las consecuencias de la sudestada. El intendente Julio Zamora supervisó el procedimiento desde la base operativa del Comando de Operaciones de Emergencias Municipales (COEM), donde aseguró que “no hay evacuados y la situación está bajo control”.

“Fue fundamental el trabajo de todas las áreas para neutralizar la sudestada. Lo más importante es que la situación está controlada, el agua está a 2,60 metros de altura y bajando, solo restan algunas calles anegadas”, explicó el jefe comunal.

“Todo el equipo municipal a través del COEM estuvo presente desde muy temprano para llevar tranquilidad a los vecinos. Por medio del sistema de cámaras hicimos un seguimiento de todo lo que ocurría, haciendo foco en lugares como Tigre Centro y Rincón de Milberg, que son los que más se ven afectados con la sudestada”, agregó el mandatario, quien puntualizó: “Por otro lado, las zonas de mayor afluencia turística, como el Puerto de Frutos, el Parque de la Costa y el Museo de Arte Tigre están accesibles, así que esperamos a los visitantes con total normalidad”.

“Según la información aportada por Hidrografía Naval ha cesado el alerta meteorológico; sin embargo, estaremos presentes ante cualquier situación que pudiera generarse. También hay que contemplar que el vecino de Tigre está acostumbrado a convivir con la naturaleza del viento sudeste, por eso la gran mayoría de las casas están construidas en altura para evitar verse afectadas por los anegamientos. Teniendo en cuenta esto, nuestro trabajo es realizar obras de escurrimiento rápido, para que de esta manera el agua se vaya lo antes posible”, finalizó Zamora.

Los cuatro puntos estratégicos del COEM son el Puente Sacriste, en Tigre Centro; Castiglioni y Santa María, en Rincón de Milberg; la delegación de Nuevo Delta y la delegación de Dique Luján.