El intendente Julio Zamora recibió en su despacho a integrantes de 15 familias de Benavídez que podrían ser desalojadas, a raíz del incumplimiento de la ley de expropiación provincial. Durante la charla, el jefe comunal comunicó que enviará un pedido formal a la gobernadora María Eugenia Vidal para que atienda la situación que afecta a estos vecinos, quienes hace 30 años viven en los terrenos reclamados.

«Queremos que la gobernadora respete esta ley que fue votada en el año 2015 y que durante estos tres años se negó a ejecutar, para que estas familias puedan vivir tranquilas y en paz. Vamos a seguir muy de cerca este tema porque no queremos que nuestros vecinos dejen sus hogares», enfatizó el mandatario local.

El Concejo Deliberante aprobó días atrás un decreto mediante el que solicitan a la Legislatura y al ejecutivo provincial que definan una partida presupuestaria para el año próximo para cumplir con la expropiación.