puesto-vial

El ministro del Interior Florencio Randazzo inauguró ayer la base de control y monitoreo que la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) instaló en el kilómetro 24 de la autopista Panamericana. Allí se realizan operativos diarios de control de velocidad, uso de casco y de cinturón de seguridad, y de alcohol en sangre.
Según indicó el funcionario, por Panamericana “circulan 700 mil vehículos por día, la mitad de los que ingresa a la Capital Federal”. Además, consideró que la base de la ANSV servirá para que “quienes transitan por esta autovía se sientan más tranquilos, porque habrá una presencia del Estado que va a controlar velocidad, alcohol en sangre, la utilización de casco, con el objetivo de salvar vidas”.
“La puesta en funcionamiento de esta base forma parte de un plan integral, que se complementa con los centros de control y monitoreo que la Agencia Nacional de Seguridad Vial ya tiene en el NOA; NEA y Mesopotamia (Resistencia); centro (Hudson); y sur (Bahía Blanca) y en la Costa Atlántica (Dolores)”, explicó Randazzo.
“Hemos bajado la tasa de víctimas fatales en siniestros viales”, agregó el ministro y recordó “la importancia en la responsabilidad y el apego a las normas de parte de conductores y peatones, ya que la seguridad vial la hacemos entre todos”.
Randazzo aseguró con relación a la “temporada récord” que se avecina: “Vamos a realizar operativos especiales en todas las rutas turísticas de nuestro país para darle mayor tranquilidad a los que salen de vacaciones”.