Los intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares de la provincia de Buenos Aires solo podrán ser reelectos una vez, según lo establece la ley sancionada hoy en la Cámara de Senadores.

La iniciativa, que ya había sido aprobada en la Cámara de Diputados, fue impulsada originalmente por el Frente Renovador (FR) y determina que las autoridades mencionadas solo podrán permanecer en el cargo por dos mandatos consecutivos.

La norma prevé también que los mandatos actuales de los jefes comunales, ediles y legisladores serán computados como primer período, por lo que podrán proponerse solo por un nuevo mandato consecutivo. Y luego solo podrán ser elegidos en el mismo cargo tras el intervalo de un período.

La propuesta estipula asimismo un régimen de incompatibilidades por simultaneidad de cargos en la administración pública, aunque con la salvedad de que se pondrá en vigencia para los actuales funcionarios cuando cumplan con sus mandatos.

La norma que fue sancionada hoy en el Senado con el apoyo de las bancadas FR, Cambiemos y Peronista, una de las tres en las que se dividió el Frente para la Victoria (FPV).

En tanto, el bloque FPV se opuso porque considera que cercena la voluntad popular y el bloque Partido Justicialista, que comanda el matancero Daniel Barrera, porque sostiene que los fundamentos del proyecto «son agresivos e irrespetuosos para las actuales autoridades».

El senador del FR, Sebastián Galmarini, sostuvo que la limitación de los períodos de los cargos electivos «habla de la madurez de la dirigencia política» y aseguró que la reelección indefinida «es sinónimo de perpetuidad en el poder».

Al abrir el debate, el legislador consideró que ocho años «son suficientes para hablar del éxito de un gobierno o de alguien que ocupe una tarea legislativa».

«No estamos cortando la carrera de nadie», aclaró el senador massista, quien agregó que de lo que se trata es de «dar alternancia para que aparezcan nuevos cuadros políticos».

En tanto, los representantes del Bloque Peronista que actuaron de voceros, los senadores Patricio y Norberto García, apoyaron la medida aunque reclamaron una reforma política integral.

«No es algo revolucionario, es solo un parche en el marco de una reforma que debería ser más profunda y en la que habría que revisar también la representación de las secciones electorales para que los legisladores vivan en donde son electos», cuestionó Patricio García.

Su par de bancada, Norberto García aseguró que la Provincia «requiere de una profunda reforma del sistema político que abarque una reforma constitucional y en la que también se aborde el sistema de financiamiento de la política», entre otros temas.

Es que algunos legisladores pusieron en duda la legalidad de la ley sancionada hoy debido a que el límite a las reelección para gobernador y vice está plasmado en la Constitución provincial, aunque no aborda la situación de intendentes y legisladores.

Sin embargo, desde la bancada de Cambiemos, el senador Marcelo Pacífico detalló que es la propia Constitución la que marca que «el criterio es la no reelección indefinida», por lo que es necesaria la ley para que llegue a los municipios.

«No significa cercenar la voluntad popular sino darle un marco: esta ley es un paso adelante, un progreso en el sistema político», detalló el legislador oficialista.

Es que el tema de la voluntad popular fue el eje del discurso del senador del FPV Gervasio Bozzano para explicar la oposición de su bancada al proyecto.

«Marca claramente un límite a la voluntad popular que es la elije a sus autoridades», dijo el legislador opositor, quien pidió una reforma que contemple también el financiamiento de los partidos políticos y el sistema que se implementa en los organismos de control.