Tras la intimación de un tribunal judicial para que convoque de urgencia a las paritarias, el gobierno provincial llamó ayer a una reunión técnica a los sindicatos docentes para el 23 de julio, con el fin de retomar las negociaciaciones salariales suspendidas desde abril pasado.

En este marco, los gremios advirtieron que si no reciben una respuesta “satisfactoria” a su reclamo del 30% de aumento, como forma de protesta no reiniciarán el ciclo lectivo tras el receso invernal.

Las autoridades provinciales y los representantes sindicales se verán nuevamente las caras en la sede del Ministerio de Economía, en la ciudad de La Plata, para continuar con las paritarias.

Los gremios reclaman una suba del 30%, mientras que la oferta expuesta hasta el momento por la administración de María Eugenia Vidal es de un 15% en tres cuotas, con una cláusula de revisión, más dos sumas anuales de 6 pesos por presentismo y 3 mil pesos por capacitación.

El secretario general del Suteba, Roberto Baradel, anticipó que esperarán a la reunión del lunes 23 para evaluar si realizan un paro luego de las vacaciones de invierno.

“Hemos sido muy pacientes los docentes de la provincia de Buenos Aires y la gobernadora no estuvo a la altura de las circunstancias. Queremos respuestas concretas”, subrayó el dirigente.