La gobernadora María Eugenia Vidal instó a los gremios docentes a negociar la paritaria con la seguridad de que el 18% de aumento ofrecido es «el piso y no el techo» y aclaró que el salario podrá ajustarse nuevamente dentro de unos meses a partir del índice de inflación del Indec.

En medio de una dura negociación que se inició con un encuentro de comisiones técnicas la semana pasada, la gestión provincial y los sindicatos están aún muy lejos de un entendimiento: la oferta es del 18% y el reclamo alcanza el 35%.

Ante ese panorama, Vidal propuso a los gremios que acepten el incremento salarial propuesto en cuatro cuotas y prometió revisarlo en mayo, con los datos oficiales de la inflación generados por el Indec en la mano.

Además, la mandataria provincial ratificó que la decisión de descontar los días de huelga ya está tomada y no será negociada, porque su intención es que las discusiones se lleven adelante con las clases en marcha.

«Sé que se merecen ganar más», reconoció Vidal en un programa televisivo, pero aclaró que la oferta actual es «el mejor esfuerzo que la Provincia puede hacer». Y reiteró que «el Estado bonaerense sigue quebrado».

La gobernadora consideró que la oferta de un aumento del 18 por ciento «es un piso y no un techo». Y expresó: «Si en mayo nos juntamos y la inflación fue más, pagamos lo que diga el Indec. No hay manera de que pierdan: o ganan, si la inflación es menos de 18, o empatan, si es de más».