Vecinos y profesionales de la salud de Tigre se manifestaron esta tarde en General Pacheco para reclamar a las autoridades provinciales que no cierren los servicios de neonatología y obstetricia del Hospital Magdalena Villegas de Martínez, ubicado en dicha localidad.

Días atrás, se conoció la decisión de los responsables del centro sanitario de cancelar la realización de partos debido a la “ausencia de neonatólogos que hagan sustentable la coberturas de guardias”, según sostuvieron en la comunicación oficial.

Presente en la protesta, la concejala por Unidad Ciudadana (UC), Roxana López, afirmó: “El cierre de estos servicios de salud muestra la cara más insensible de la gobernadora (María Eugenia Vidal), porque quitarles a los tigrenses y a muchos bonaerenses el derecho de tener neonatología y maternidad puede significar un grave riesgo para la vida de muchas mamás y bebés recién nacidos”.

“Los recortes en salud que impulsa Vidal en toda la Provincia es lo que provoca que no haya profesionales con condiciones dignas de trabajo para este servicio fundamental para todos los bonaerenses. Sobre todo en este momento en que se conoce un aumento en la mortalidad infantil en la Provincia y en Tigre”, continuó López.

Además, la legisladora local también apuntó a las autoridades municipales al afirmar: “Hace años venimos reclamando que el Municipio de Tigre disponga de los recursos para el funcionamiento del hospital municipal, que hoy está vacío, para que los tigrenses tengamos una mejor atención de salud”.

Durante la manifestación, cientos de vecinos participaron de una juntada de firmas y de una intervención artística, con música y muñecos, con el objetivo de reclarmar el no cierre estas áreas del hospital.