Compartir en:

El gobierno de María Eugenia Vidal designará a Ignacio Greco como responsable del manejo de los fondos de la Policía Bonaerense, que hasta ahora estaba en manos de un uniformado al frente de la Superintendencia de Coordinación Administrativa.

“Se trata de un modelo de Policía donde la administración y el control estén en manos de civiles”, manifestó el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo.

“El policía debe estar en la calle, y quienes sean policías de comando que trabajaban en administración van a retomar sus lugares en la calle porque es donde se los necesita”, añadió el funcionario, quien confirmó que se priorizarán las tareas de prevención por parte de los uniformados.

El comisario Néstor Martín, último encargado de la Superintendencia de Coordinación, pidió ser dado de baja tras ser denunciado por la Auditoría General de Asuntos Internos el Ministerio de Seguridad provincial por irregularidades en su declaración jurada.

En esa declaración, Martín había expresado que poseía siete propiedades, un helicóptero experimental, más de dos millones de pesos en efectivo, 18 mil acciones de una cooperativa, además de otros valores a nombre de su esposa.

Greco, futuro reemplazante de Martín, ya que su nombramiento se realizaría mañana, se desempeña actualmente como subsecretario de Administración del Ministerio de Seguridad provincial.

Por su parte, la gobernadora Vidal había asegurado: “Hay sectores de la Policía que no entienden que vinimos a trabajar con otras reglas, que vinimos a trabajar contra el delito”.