El binomio argentino compuesto por Santiago Lange y Cecilia Carranza Saroli se consagró como campeón olímpico en la clase mixta Nacra 17 de las pruebas de vela. De esta manera, le otorgaron al país la segunda medalla de oro en Río 2016, después de la obtenida por la judoca Paula Pareto.

El bote nacional arribó en el sexto lugar en la «Medal Race», en la que sufrieron dos penalizaciones, y quedó por encima de las embarcaciones de Australia y Austria en la clasificación general por apenas un punto, en una dramática definición.

La pareja argentina fue penalizada en la largada y en la tercera y última boya, por lo que tuvieron que esperar hasta el cierre de la competencia para empezar un festejo inolvidable.

«No lo puedo creer, la verdad que es increíble. Ceci es una genia, es algo increíble», afirmó Lange, de 54 años, quien compitió en Río 2016 junto a sus dos hijos, Yago y Klaus, y obtuvo su tercera medalla olímpica, tras los bronces logrados en la clase Tornado junto a Carlos Espínola en Atenas 2004 y Beijing 2008.

El yachting o vela es el segundo deporte que más medallas le dio en la historia a la delegación argentina, con nueve, detrás del boxeo, que suma 24.

Cabe recordar que Lange se operó por un cáncer de pulmón en septiembre de 2015 y gracias a una recuperación récord logró llegar a competir en estos Juegos Olímpicos.