inundados

Ayer, vecinos protagonizaron una movilización en Tigre Centro para «visibilizar» la situación de los inundados en los barrios populares y reclamar la realización de obras hidráulicas. La concentración se desarrolló a partir de las 15 en la rotonda de la Avenida Cazón.

La convocatoria estuvo a cargo de la Asamblea de Vecinos Inundados de Tigre, que anticipó que hoy se hará una presentación en el Concejo Deliberante local para que no se construyan más barrios privados en el distrito, ya que consideran que es la causa principal de los anegamientos.

Uno de los participantes de la protesta, Marcos Tenaglia, denunció que efectivos del COT detuvieron durante más de media hora a vecinos de Las Tunas que se trasladaban en un vehículo a la movilización. Según contó, tras reclamarles los papeles, los uniformados admitieron que «tenían órdenes de arriba» para su detención, en referencia a las autoridades municipales.

Tenaglia explicó a la agencia Télam que están «pidiendo obras para que los barrios populares se dejen de inundar cada vez que llueve, porque faltan los trabajos prometidos en nuestros barrios, como Las Tunas, Rincón de Milberg, Benavídez, Villa Garrote y Los Troncos, por ejemplo».

«Los barrios están carentes de obras, estamos hace años reclamando y existe un Estado municipal ausente que no da respuesta”, sostuvo Tenaglia, quien reside en la localidad de Rincón de Milberg.

Además, el afectado explicó que la Asamblea de Vecinos se constituyó hace unos meses con el propósito de reclamar las obras necesarias para evitar las inundaciones y aclaró que su formación es apartidaria.

Tenaglia dijo también: «Queremos visualizar esta situación, porque afecta a miles de vecinos en Tigre y pedir que se hagan las obras necesarias tanto adentro de los barrios privados como afuera».

«Los barrios privados se construyeron sin las obras hídricas y de desagües necesarias», remarcó el vecino.

Para Tenaglia, «hay dos Tigres: está el que se ve y el que no se ve, este último es justamente donde vivimos nosotros». Y agregó: «Nosotros vivimos en el Tigre donde no hay seguridad y donde falta el agua potable».

Los manifestantes se trasladaron de la rotonda de Cazón hasta el Palacio Municipal, donde volvieron a reclamar por las obras hidráulicas bajo la consigna «Vecinos inundados, unidos y movilizados».