Compartir en:

El precandidato a gobernador de Buenos Aires por el Frente de Todos, Axel Kicillof, cerró la campaña de cara a las PASO con un acto en Merlo junto a su compañera de fórmula, Verónica Magario, y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En un discurso con críticas hacia los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, el exministro de Economía expresó: “Se necesita menos marketing, menos ‘carajo’ y más trabajo para la provincia de Buenos Aires”.

“Tenemos que volver con el sector rural, con el sector empresario. Y les quiero agradecer por las críticas que hicieron, porque entendimos y vamos a volver distintos, mejores, somos otra cosa”, destacó el precandidato.

“Hoy la Provincia está viendo que se cierra un capítulo triste y se abre uno alegre, que finalmente es lo que andamos buscando de varias maneras”, agregó el diputado nacional y afirmó: “Hoy toda la Provincia está en un estado de entusiasmo, en un estado de energía”.

En este sentido, Kicillof destacó que la Provincia tiene problemas desde “la dictadura”, aunque detalló que “donde había un problema, después de Vidal y Macri, hay dos, tres o cinco nuevos”. Y sentenció: “No solucionaron absolutamente nada, estamos en una Provincia donde se pierden 140 pymes por mes”.

“Los bonaerenses son solidarios, no los van a convencer de que es matar o morir y de que así se prospera”, concluyó el dirigente del Frente de Todos.

Antes, Cristina había destacado la figura del precandidato: “Nunca vi una campaña a gobernador como la que realizó Axel, recorriendo kilómetros y kilómetros con un autito y solo tres personas con él”.

“Me acuerdo siempre las criticas que se hacían al aparato. La verdad que ver recorrer a quien quiere ser gobernador de este bendita provinciana los 300 mil kilómetros cuadrados a bordo de un pequeño auto acompañado solamente de tres personas y competir con helicópteros, con recursos económicos como nunca se vio… esta campaña es entre David y Goliat”, graficó la senadora.

“Yo creo en serio en esta renovación generacional, en que es necesario que las nuevas generaciones de hombres y de mujeres vayan tomando la posta. Siempre es bueno no atarse a las sillas, no atarse a los sillones. Sangre nueva y joven, para esta Provincia y para este país”, concluyó la expresidenta.