En la segunda semana de protestas y en el marco del paro nacional convocado por CTERA y otros sindicatos, el Frente de Unidad Docente Bonaerense, integrado por los gremios AMET, FEB, Sadop, Suteba, UDA y Udocba, se concentró frente a la Casa de Gobierno, en La Plata, para reclamar un incremento salarial, rechazar las declaraciones de la gobernadora María Eugenia Vidal y exigir el cumplimiento de la paritaria nacional.

En una asamblea abierta, los más de 60 mil educadores presentes se manifestaron en contra del plus extraordinario que la mandataria provincial anunció que le pagará a los que no se adhirieron a las huelgas.

En una Plaza San Martín repleta, el secretario general del Suteba, Roberto Baradel, manifestó: “Vidal no conoce la dignidad de los docentes. No tenía que humillarlos de esa manera. Nuestra dignidad no se vende ni se compra”.

“Y al presidente (Mauricio) Macri y al ministro (Esteban) Bullrich le decimos que no pueden seguir haciéndose los distraídos: o convocan a la paritaria nacional o avanza el plan de lucha”, enfatizó el dirigente.

Para finalizar, Baradel sentenció: “La plata del Estado no está para hacer negocios. Nosotros vamos a seguir en la calle codo a codo, luchando con nuestros compañeros. Abrazamos a la comunidad educativa que está apoyando este conflicto y luchando con nosotros. Gracias por la contención y el apoyo”.

“Estamos orgullosos de los docentes que tenemos en nuestra escuela pública y de nuestros auxiliares. Todos los trabajadores somos un solo puño, reclamando la estabilidad del pueblo y de todas las familias argentinas. No tenemos miedo ni tenemos precio. Vamos a triunfar en esta lucha de unidad”, culminó el gremialista.

De la multitudianria manifestación también formaron parte trabajadores estatales, médicos y judiciales nucleados en los sindicatos ATE, AJB y Cicop.