Se llevó a cabo la iniciativa denominada “Calle de la Madre”, que fue protagonizada por los jóvenes universitarios ASEZ y los trabajadores voluntarios WAO, ambos grupos pertenecientes a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial, en Tigre Centro.

La jornada incluyó la plantación de árboles nativos y el pintado de un mural participativo en el barrio Almirante Brown, con el objetivo de concientizar a la comunidad sobre la preservación ambiental.

Estuvo presente el intendente Julio Zamora, quien destacó: “En nombre de toda la comunidad de Tigre, agradezco a la Fundación Asez por intervenir nuestro Municipio con su magia y dedicación. Pertenecen a una organización que representa valores que compartimos e impulsa acciones positivas en todo el mundo”.

El proyecto “Calle de la Madre” consiste en poner en valor un kilómetro de calzadas en diferentes países. El objetivo de la iniciativa es recuperar 40 mil kilómetros de calles en todo el mundo para, de este modo, alcanzar la circunferencia de la Tierra.