Una mujer fue asesinada de 15 puñaladas por su esposo, quien posteriormente fue detenido, en una vivienda de la localidad de Benavídez. El crimen se produjo pasada la medianoche en El Salvador 1069 y tuvo como víctima a Elizabeth Alves de Olivera, de 53 años.

Su marido, Juan Daniel Herrera, de 52 años, fue apresado posteriormente en la vecina localidad de Garín, en el partido de Escobar, informaron fuentes policiales.

El crimen fue denunciado por un hijo de la pareja, un joven de 19 años que le refirió a los efectivos policiales que antes del hecho escuchó que sus padres discutían.

Posteriormente, el muchacho dijo que vio salir de la casa a su padre a bordo de una bicicleta y al ingresar al inmueble se encontró con su madre herida de gravedad, por lo que llamó al servicio de ambulancias.

Cuando la unidad asistencial arribó al lugar, los paramédicos comprobaron que De Olivera había muerto tras recibir al menos 15 puñaladas.

Una vez que intervino en el hecho el fiscal Marcelo Fuenzalida, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Violencia de Género, se inició un rastrillaje para dar con el esposo de la víctima.

El hombre fue ubicado y detenido horas más tarde en una gomería en la que había trabajado en el pasado, situada en Bourdet al 1700.

Por el hecho, en la comisaría cuarta de Tigre se labraron actuaciones por “homicidio agravado”.