Un hecho muy curioso se produjo en Avenida Cazón, en Tigre Centro: una lancha transportada sobre un tráiler embistió a un vecino que volvía de su trabajo y esperaba que el semáforo lo habilite para cruzar en la intersección con la calle Castelli. Milagrosamente, el peatón esquivó el impacto pleno y solo sufrió lesiones en uno de sus pies.

A pocos metros, se encontraba un móvil de Prefectura que asistió en primera instancia a la víctima. Luego, llegaron un móvil de seguridad del COT y una ambulancia del SET. Todo el siniestro fue registrado por las cámaras municipales ubicadas en la vía pública.

En tanto, el automovilista fue puesto a disposición de la Fiscalía Descentralizada de Tigre, a cargo del doctor Mariano Magaz, quien lleva adelante la causa por las lesiones ocasionadas. En tanto, el automovilista fue infraccionado por un inspector municipal porque no poseía la documentación del tráiler y no contaba con la categoría habilitante, y fue intimado a pagar el arreglo del cartel nomenclador de señalización vial.

Por JIU