Una familia de cuatro integrantes necesitó en agosto un ingreso de 12.489,37 pesos para no ser considerada pobre, lo que significó un aumento de 25 pesos con relación a julio, según el Indec, que luego de tres años volvió a difundir este indicador.

Asimismo, una familia tipo -matrimonio y dos hijos- debió tener el mes pasado un ingreso de 5.175,92 pesos para no ser declarada indigente, lo que representó un aumento de 26,51 pesos con respecto a julio.

Los datos corresponden a los valores de la Canasta Básica Total (CBT) -pobreza- y la Canasta Básica Alimentaria (CBA) -indigencia-, cuya divulgación reanudó el organismo nacional luego de tres años de no publicarse.

Ante la ausencia de estos dos indicadores, el organismo tampoco divulgó los índices de pobreza e indigencia del país por lo que fue reemplazado por estudios privados como el del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

El ente que encabeza Jorge Todesca difundirá el miércoles de la semana próxima los indicadores de Pobreza e Indigencia, que no se actualizan desde 2013 cuando se ubicaban en 4,7% y 1,4%, respectivamente.

Según los últimos datos del Observatorio Social de la UCA, el 29% de la población se ubicó en situación de pobreza y, de esta proporción, el 5,3% se encontró en situación de indigencia.