Compartir en:

cristina-y-el-mural

La abogada y asesora legal de Dencanor, Mirta Barruti, confirmó que esa empresa rechazó de forma terminante los 12 millones de pesos que el Estado nacional ofreció en concepto de indemnización por la expropiación de Ejercicio Plástico.
La firma reclama la propiedad del mural que el mexicano David Alfaro Siquieros pintó en 1933 en el sótano de la casa que el empresario periodístico Natalio Botana tenía en Don Torcuato, con la colaboración de Antonio Berni, Lino Enea Spilimbergo y Juan Carlos Castagnino.
La letrada le dijo a Clarín: “Queremos que se devuelva el mural porque la obra sigue siendo de Dencanor”. Para restaurarlo, el Estado había firmado un préstamo en comodato hasta el 31 de diciembre, por lo que la fima reclama la devolución para antes de fin de año.
El trabajo de puesta en valor de la obra -que por el litigio judicial por su propiedad permaneció abandonada durante 17 años- fue realizado por un equipo de profesionales argentinos y mexicanos, y financiado con fondos públicos y privados de ambos paises (costó 600 mil dólares). El 3 de diciembre último, la presidenta Cristina Fernández y su par mexicano Vicente Calderón inauguraron el mural en un acto en la vieja Aduana Taylor. Y la idea es que, desde abril del año próximo, pueda ser exhibido al público.
Ahora la empresa interpuso una demanda para que se declare inconstitucional la ley de expropiación que se tramita en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo Federal Nº 8, a cargo de la jueza Cecilia de Negre.
Pero fuentes de la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados aseguraron que dado el consenso con el que se aprobó la ley es improbable que la expropiación no se haga efectiva.