Compartir en:

En su visita a la empresa de materiales eléctricos Scame, el intendente Julio Zamora conoció el funcionamiento de la nueva estación de cargas para autos eléctricos que lanzará la firma ubicada en Don Torcuato.

“Acompañamos a empresas que producen en la ciudad, porque nuestro rol es ser facilitadores y socios del sector productivo, que crea más posibilidades laborales para los vecinos”, expresó el jefe comunal.

La terminal, de fácil uso, está pensada para ser emplazada en la vía pública. Sus beneficios incluyen ahorro en términos económicos y menor polución ambiental.

Al finalizar la visita, los presentes acordaron que el Municipio recibirá una terminal de carga para implementar como prueba en el distrito.

“Queremos que Tigre se convierta en el primer partido del país en estar preparado para recibir autos eléctricos”, explicó el responsable de Marketing de Scame, Francisco Casella.

Scame fue fundada en 1963 en Italia y en 2011 inauguró su planta de 2.500 metros cuadrados en Don Torcuato. A nivel mundial, emplea a más de 800 personas. En su país de origen, es una de las compañías líderes en el mercado y aspira a ser una de las referentes en esta región.