La casa que posee el director técnico Ramón Díaz en Nordelta fue asaltada por delincuentes, quienes ingresaron tras forzar una puerta lateral y violentaron una caja fuerte. Este fue uno de los seis robos denunciados durante el fin de semana de Navidad en el complejo de barrios cerrados.

El hecho se produjo la vivienda del barrio Los Castores cuando ninguno de los integrantes de la familia se hallaba en el lugar, y fue descubierto el martes por un casero que observó la puerta forzada e inmediatamente realizó la denuncia a la vigilancia privada.

Según denunció el casero, los delincuentes que ingresaron a la casa accedieron hasta una de las habitaciones y violentaron una caja fuerte. Sin embargo, el hombre dijo no saber si llegaron a robar algo o no, ya que el resto de los objetos de valor quedaron intactos en el lugar.

Actualmente la residencia no está habitada, ya que Díaz se encuentra trabajando junto a su hijo como director técnico del club Al-Hilal de Arabia Saudita.

Este robo fue el sexto denunciado el fin de semana de Navidad y el segundo en el barrio Los Castores.

La casa del exentrenador de River Plate queda justo en diagonal a la otra vivienda del mismo barrio que había sido asaltada en la madrugada del domingo último por delincuentes que también forzaron una ventana y robaron dinero y joyas.

En tanto, cerca de la una de la madrugada del 25 de diciembre, durante los festejo de Navidad, fuentes policiales dijeron que la central de monitoreo de la empresa de seguridad privada que trabaja en Nordelta tomó conocimiento de un nuevo robo en una vivienda, en este caso en el barrio La Isla.

Casi de manera simultánea, mientras los vigiladores tomaban declaración de las víctimas del robo, se presentaron otros dos propietarios de casas vecinas a la anterior que también habían sufrido hechos similares.

«Se trataba de tres lotes contiguos y que en ninguno de ellos se encontraban presentes los propietarios en el momento de los robos. Las víctimas estaban nerviosas por lo ocurrido, pero ninguna de ellas sufrió violencia», dijo a Télam una fuente de la investigación, que además afirmó que en todos los casos se robaron dinero y joyas.

El cuarto de los robos en La Isla fue descubierto el lunes, cuando el dueño llegó a su vivienda tras pasar el fin de semana de vacaciones y descubrió el faltante de dinero.

Los seis hurtos en Nordelta están siendo investigados por personal de la Subdirección Departamental de Investigaciones de Tigre y la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Benavídez, a cargo del fiscal Sebastián Fitipaldi.

Una de las sospechas de los investigadores es que los robos pudieron haber sido cometidos por alguien que vive dentro del complejo de barrios cerrados.