Una de las cámaras de control vehicular instaladas en los accesos al distrito registró parte del brutal ataque a un camión blindado del Banco Provincia y dos patrulleros, que dejó como saldo dos policías muertos.
En este caso se trata del artefacto ubicado en la colectora de la Panamericana y el acceso a Benavídez. La filmación permite visualizar cómo el blindado intentó escapar en contramano cuando es interceptado.
La agresión fue ejecutada por una banda compuesta por al menos 12 delincuentes que no lograron llevarse los 20 millones de pesos que trasladaba el camión hacia la ciudad de San Nicolás.
El blindado circulaba por Panamericana cuando un Focus le cruzó el paso mientras los ocupantes de otro vehículo igual y de un Gol dispaban a mansalva contra un patrullero Siena. En ese momento asesinaron a un efectivo.
Mas adelante, los delincuentes que iban en el primer Focus hicieron fuego sobre el camión y la camioneta policial. En ese instante mataron al otro uniformado.
Los móviles quedaron reducidos sobre la ruta con dos policías más heridos. El blindado retrocedió e intentó volver por la colectora en sentido Capital Federal, pero fue interceptado nuevamente por los mismos autos.
Sin embargo, el blindaje resistió la balacera y los 12 agresores no se pudieron hacer del botín, pese a estar provistos de fusiles Fal, escopetas, pasamontañas, guantes de látex y chalecos.
De inmediato, el grupo delictivo huyó hacia el lado de Tortuguitas, tras dejar abandonado el Gol y abordar un cuarto auto de apoyo Ford K.
En la causa interviene el fiscal Christian Fabio, de la Unidad Fiscal de Investigaciones Nº 3 de Escobar, que tiene jurisdicción sobre esa altura de la Panamericana.

“Nos sorprendieron y dispararon a matar”

Uno de los policías que ayer resultó herido en el asalto al blindado en la Panamericana declaró ante el fiscal del caso que los delincuentes los sorprendieron y “dispararon a matar”.
Así lo aseguró el fiscal Fabio, al salir esta mañana del Hospital Churruca, donde se acercó para tomarle declaración al sargento Juan Lafalce, quien se recupera de una perdigonada que recibió en su mano izquierda, por la que le tuvieron que reinjertar dos falanges.

“Hubo un entregador”

Por su parte, el gobernador bonaerense Daniel Scioli dijo hoy que está seguro de que “hubo un entregador” y manifestó que se trató de un hecho “planificado, organizado y fríamente calculado”.
El funcionario manifestó además que no le quedan claros algunos movimientos del camión de caudales y que no entiende por qué se desvió hacia la colectora, si en la Panamericana hubiera estado “más protegido”.