incidente

Según denunciaron desde el Movimiento en Defensa de la Pacha (MDP), efectivos a bordo de dos patrulleros y un móvil del COT municipal arribaron ayer hasta Punta Querandí tras un llamado efectuado por el gerente de operaciones de EIDICO, Nicolás Camaño. Luego, el directivo le ordenó a empleados de la desarrolladora inmobiliaria que derriben unos postes y bancos instalados en el predio sagrado para los pueblos originarios.

Este fue un nuevo incidente en el conflicto por la ocupación del terreno ubicado en Dique Luján, donde el MDP mantiene un acampe para garantizar su preservación, ante la intención de la empresa de anexarlo a su complejo de barrios privados. Y se dio pocos días después de que operarios con una pala mecánica violaran una restricción judicial y realizaran trabajos en una parcela cercana.

«Camaño ya estuvo involucrado en hechos de violencia contra Punta Querandí y realizó numerosas denuncias judiciales contra integrantes del Movimiento en Defensa de la Pacha desde el 2010», recordaron desde la organización.

«Este lunes al mediodía se pudo ver un despliegue completamente desigual en este territorio en conflicto hace más de tres años, ubicado en el paraje Punta Canal, en la localidad tigrense de Dique Luján», agregaron.

«La empresa ligada al Opus Dei sabe de violaciones. En abril de 2011, EIDICO burló una clausura municipal al disfrazar sus obras como parte de las de Hidráulica de la Provincia de Buenos Aires y destruyó una parte del terreno, en la costa del Canal Villanueva», remarcaron.

«Punta Querandí se mantiene en alerta ante estos últimos hechos», concluyeron desde el movimiento integrado por descendientes de pueblos originarios, ambientalistas, vecinos, docentes y profesionales de distintas áreas.

Notas relacionadas:
Denuncian que EIDICO violó una medida judicial

Una máquina vuelve a amenazar la preservación de Punta Querandí