patrimonio1

Un relevamiento técnico realizado por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) llegó a la conclusión de que un sector de la ciudad de Tigre reúne las potencialidades para formar parte de la lista indicativa de Argentina de bienes a postular como Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

De acuerdo al estudio, tanto el sector urbano de Tigre aledaño a los ríos Luján, Reconquista y Tigre, como los clubes de remo asentados en el distrito, constituyen «un testimonio excepcional de un asentamiento urbano fuertemente caracterizado por la presencia de cursos de agua».

Durante la reunión en la que recibió el informe de manos de las autoridades de la casa de altos estudios, el intendente Julio Zamora expresó: «Representa un enorme orgullo tener la posibilidad de ser candidatos a recibir la declaración de Patrimonio Mundial de parte de la UNESCO. Hoy en día, nuestro querido Tigre es comparado con otras reconocidas ciudades del mundo, lo que significa la puesta en valor de un sello distintivo de nuestra historia, como lo es el paisaje urbano en total armonía con el ambiente natural; sin olvidar a los clubes de remo, que al calor de la inmigración europea, muchos de ellos recalaron y formaron parte de la belleza de nuestro Delta».

«En su momento, nos contactamos con la Universidad Nacional de La Plata para que nos acompañe en este proyecto y aporte los elementos necesarios para que la presentación tenga la mayor argumentación posible y que esta iniciativa llegue a buen puerto. Ahora, con el bagaje técnico que brindaron los especialistas, disponemos de un estudio que avala completamente la postulación de Tigre», finalizó Zamora.

El «valor universal excepcional» es el requisito fundamental para la nominación a la declaración de la UNESCO. De acuerdo a la Convención del Patrimonio Mundial, «se define como significado cultural o natural que es tan excepcional como para trascender las fronteras nacionales y ser de común importancia para las generaciones presentes y futuras de toda la humanidad». Hasta ahora, la Argentina cuenta con nueve lugares geográficos que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad.

Por su parte, Alfredo Conti, uno de los más prestigiosos especialistas internacionales en conservación del patrimonio, precisó cuáles fueron los principales argumentos sobre los que se basó el informe técnico: «Lo que nosotros estamos usando como argumento es que la ciudad de Tigre, entre fines del SXIX y principios de SXX, por la concentración de clubes de remo, por el hecho de ser uno de los primeros centros turísticos que hay en el país donde hay casonas de veraneo o de fin de semana, más la actividad del remo y la actividad social, conforma justamente un sitio excepcional a nivel internacional dentro de los lugares de tipo turístico recreativos».

De alcanzar el reconocimiento, Tigre se convertiría en el décimo lugar de Argentina en lograr la declaración, junto al Parque Nacional Los Glaciares, las Misiones Jesuíticas Guaraníes, el Parque Nacional Iguazú, la Cueva de las Manos, el Río Pinturas, la Península Valdés, los parques naturales Ischigualasto y Talampaya, la Manzana y las Estancias Jesuíticas de Córdoba, la Quebrada de Humahuaca y el Qhapaq Ñan.