Compartir en:

Por tercer año consecutivo, Tigre fue sede del Ironman 70.3, el triatlón más prestigioso y exigente en el mundo. Los ganadores de esta edición fueron el estadounidense Rodolphe Von Berg en la categoría masculina, con un tiempo de 3 horas y 46 minutos, y la brasileña Pamella Oliveira, en la femenina, con una marca de 4 horas y 19 minutos. El mejor argentino fue nuevamente Mario De Elías, con un registro de 3 horas y 58 minutos.

Con entrada libre y gratuita, miles de vecinos disfrutaron de la prueba disputada hoy entre Nordelta, Rincón de Milberg y Tigre Centro, en una jornada a pleno sol. El certamen, que contó con la participación de 2.500 atletas de 31 países, combinó 1.9 kilómetros de natación, 90 kilómetros de ciclismo y 21 kilómetros de pedestrismo, entregó 75 mil dólares en premios y 35 puntos para el campeonato mundial de este deporte.

“Estoy muy contento de tener la oportunidad de estar corriendo en esta ciudad y me siento muy fuerte de haber ganado aquí”, manifestó Von Berg. Mientras que Oliveira señaló: “Me siento súper emocionada y feliz de haber finalizado en Tigre el circuito de triatlones que hice en el país. Es un destino posicionado a nivel internacional”.

La carrera tuvo como punto de partida Puerto Canoas, donde los atletas se lanzaron al lago nordelteño para la etapa de natación. Luego, recorrieron el veloz circuito de ciclismo con tres vueltas de 30 kilómetros, por calles de Nordelta, el Camino de los Remeros, la Avenida Liniers, la Avenida Agustín García y arterias de Tigre Centro. Finalmente, emprendieron la parte de pedestrismo entre Nordelta y Bahía Grande.

Sobre el evento, el subsecretario municipal de Deportes, Mariano Lorenzetti, subrayó: “Es muy importante para toda la ciudad, tanto desde una perspectiva deportiva como también de gran trascendencia turística”.

El Ironman 70.3 disputado en Tigre fue elegido como uno de los diez circuitos favoritos de los triatletas a nivel internacional, de acuerdo a la encuesta realizada en el marco de los Ironman Athlete’s Choice Awards. Además, esta edición contó con una competencia para niños, bajo el nombre de Ironkids.