agua11

«Con decisión e inversión nacional conseguimos las cloacas y el agua potable para Tigre», aseguró el concejal del Frente para la Victoria, Federico Ugo, luego de la reunión de trabajo que mantuvo con el jefe de AySA para Tigre y San Fernando, Germán Roqueiro, y el jefe de planificación de la región norte, Miguel Reyero, con el objetivo de evaluar las obras llevadas a cabo en el distrito durante este año y los proyectos diseñados para el próximo.

El encuentro se llevó a cabo en la sede de la empresa estatal en la vecina ciudad de San Fernando, donde también participó el asesor y representante del equipo técnico del Instituto de Políticas Públicas Eva Duarte, Luis Aguiar.

«La planta potabilizadora de Dique Luján y la ampliación de la planta depuradora en San Fernando nos permiten la infraestructura necesaria para extender los servicios a todos los hogares del distrito en los próximos años», remarcó el edil.

«Sin embargo, también va resultar necesario que el Estado municipal se decida a invertir en la ramificación de las conexiones domiciliarias de forma ordenada y según las demandas de la planificación de Aysa», agregó Ugo.

Por su parte, Roqueiro explicó que ya se encuentra terminada la toma de «agua cruda» sobre el Río Paraná y que actualmente se trabaja en el conducto bajo el agua que la conectará con el continente. «En menos de un año la planta potabilizadora pasará a procesar de 75 mil a 900 mil litros de agua diarios, una situación sin precedentes que podrá alimentar a todo Tigre, San Fernando y Escobar», manifestó el técnico.

Con respecto, a las inversiones en cloacas, Reyero informó: «Estamos trabajando en una obra muy importante que es el Colector Oeste Tigre, con varias estaciones de bombeos que volcarán líquidos de distintos puntos del distrito; esto constituye la obra principal que luego habilitará las conexiones domiciliarias a los barrios donde aún no llegó el servicio».

Por último, Ugo concluyó: «Venimos de un atraso de años y de falsas promesas municipales que nunca se cumplieron, pero hoy podemos afirmar que gracias a la decisión de la Nación la situación ya cambió para miles de tigrenses. Necesitamos seguir creciendo en inversiones de todos los niveles del Estado para que estos servicios que impactan directamente en la salud de nuestros vecinos lleguen a todos los barrios».