El boxeador tigrense Jorge Rodrigo «La Hiena» Barrios fue trasladado desde Batán a Campana para cumplir con la condena de cuatro años de prisión efectiva que le dictaron por el por el homicidio de la embarazada Yamila González.

Mediante un comunicado, el Tribunal Oral Criminal 3 de Mar de Plata, que dictó la sentencia, informó que «en las últimas horas el boxeador Barrios fue trasladado a la Unidad Carcelaria número 41 de Campana, donde continuará cumpliendo con su condena de cuatro años de prisión efectiva».

La firma de la resolución de traslado fue posterior al pedido de investigación que ayer realizó el presidente del tribunal, Eduardo Alemano, ante el Ministerio Público por los incidentes que se produjeron tras la lectura de la sentencia a Barrios el pasado miércoles.

El boxeador fue condenado a 4 años de prisión de cumplimiento efectivo por el delito de homicidio culposo y lesiones culposas, y además fue inhabilitado para conducir vehículos durante ocho años.

Barrios fue condenado por el hecho ocurrido la tarde del 24 de enero de 2010, en la esquina de Avenida Independencia y Ayacucho, a unas diez cuadras del centro de Mar del Plata, cuando conducía una camioneta BMW X5 y embistió la parte trasera de un Fiat 147, manejado por Guillermina Molina, que estaba a punto de detenerse en esa esquina por la luz roja del semáforo.

Como consecuencia del impacto, el Fiat 147 se deslizó y atropelló a cuatro peatones que cruzaban la Avenida Independencia, entre ellos González, quien falleció horas más tarde en el Hospital Interzonal General de Agudos Oscar Alende, de la ciudad balnearia.

Tras el hecho, Barrios se dio a la fuga y colisionó con su camioneta a otra, una Ford F100, a la altura del denominado camino viejo a Miramar. Tras descender y observar que no había heridos, siguió su marcha. Y recién unas seis horas más tarde se entregó a la Policía.

El boxeador estuvo detenido 12 días en la Unidad Penal XV de Batán. El 5 de febrero de ese mismo año, por un fallo la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata, el boxeador fue liberado. Y recién el miércoles último, tras la condena, quedó nuevamente apresado de nuevo en Batán, desde donde se lo derivó anoche a Campana.

Por JIU