Un móvil del Centro de Operaciones Tigre (COT) divisó a un moto pasando un semáforo en rojo a toda velocidad, por lo que se inició una persecución. Luego de unos minutos, los uniformados detuvieron al conductor y secuestraron su vehículo por falta de documentación.

En la localidad de Benavídez, los agentes vieron al motociclista realizando la maniobra ilegal a gran velocidad. Acto siguiente, el sospechoso ignoró la voz de alto y se dio a la fuga raudamente, haciendo eslalon.

Los efectivos comenzaron a seguirlo con los móviles de seguridad, con la asistencia visual del sistema de monitoreo por cámaras. El sujeto escapó primero por Ruta 9 con sentido al barrio La Bota y luego giró hacia el barrio El Arco.

Finalmente, los uniformados lograron reducir al individuo, quien no contaba con la documentación de su rodado, por lo que fue trasladado a la dependencia policial y la moto quedó incautada.