Un gendarme mató de un balazo a un ladrón que intentó robarle su teléfono celular en la localidad bonaerense de Rincón de Milberg. El hecho ocurrió en las últimas horas en la esquina de Callao y Chubut, a metros del barrio La Costilla.

Según fuentes policiales, un delincuente armado con un cuchillo atracó al suboficial principal de Gendarmería Nacional Arsenio Narváez, de 55 años. Al intentar resistirse, el uniformado sufrió dos cortes leves durante el forcejeo con el ladrón. Luego, el agente extrajo su arma, baleó y le provocó la muerte al joven de 18 años.

El asaltante falleció en el lugar, mientras que un cómplice escapó, aunque el gendarme también le disparó, según quedó registrado en las grabaciones de las cámaras de seguridad municipales instaladas en la zona.

Por su parte, Narváez, luego de ser asistido, quedó detenido en el destacamento de Rincón de Milberg, por disposición del fiscal interviniente, a la espera de su declaración.