Mañana, desde las 10, será una jornada muy especial para la comunidad indígena Punta Querandí. Es que por primera vez utilizá el “opy”, la construcción de paja y barro para uso espiritual que atacada en dos oportunidades durante el año pasado, para la celebración del año nuevo guaraní.

“Esa destrucción reforzó nuestra identidad como comunidad. Nuestro espacio ceremonial es parte de la recuperación cultural que realizamos en el territorio”, explicó Soledad “Jasuka” Roa, del pueblo guaraní.

La ceremonia del “Ara Pyahu” marca el inicio del nuevo ciclo para la cultura guaraní y es uno de los pocos momentos del año en el que el “opy” es abierto. Además, esta actividad es importante para todos los integrantes de la comunidad, más allá del pueblo del que formen parte, ya que representa un paso adelante en la reivindicación de las espiritualidades originarias.

Por ejemplo, Santiago Chara, quien forma parte del pueblo qom, relató: “Este domingo es muy especial pues se celebra el comienzo de un nuevo ciclo, un nuevo renacer de la vida de nuestros hermanos: plantas, animales y todo ser viviente en este lugar de la tierra. Y poder festejarlo en nuestro lugar de ceremonia es doblemente emocionante”.

El templo de la cultura guaraní fue levantado por miembros de los pueblos originarios guaraní, quechua – aymara, qom, diaguita, mapuche, wichí y también por no indígenas comprometidos con la defensa del territorio sagrado, arqueológico y educativo situado en Dique Luján.

Reinaldo Roa, quien se puso al hombro la tarea de construcción del “opy”, expresó: “Mi agradecimiento a todos los hermanos que ayudaron con todo el alma y todo su corazón, porque no es un trabajo común, es un trabajo sagrado, estamos renaciendo de vuelta después de la destrucción”.

Por otra parte, esta celebración llega en el marco del juicio de desalojo iniciado por el empresario inmobiliario Jorge O’Reilly, presidente de EIDICO, con quienes los integrantes de la comunidad de Punta Querandí mantienen un conflicto por la preservación del predio ubicado en calle Brasil y Canal Villanueva.

La actividad será abierta para todos los que deseen participar. “Esta ceremonia le va a dar más fuerzas a Punta Querandí, los abuelos cuidan el lugar y nos cuidan a nosotros”, concluyó Chara.