Compartir en:

El gobierno nacional y la CGT lograron esta tarde acercar posiciones y arribaron a un principio de acuerdo en torno a la eximición del Impuesto a las Ganancias sobre el próximo aguinaldo y el otorgamiento de beneficios para jubilados y beneficiarios de la AUH. En tanto, el diálogo continuará la semana próxima en una mesa a la que se sumará el sector empresario con el fin de consensuar la entrega de un bono para los empleados privados.

De esta forma, el ejecutivo habría logrado frenar la convocatoria a un paro general tras una extensa reunión de cuatro horas que mantuvieron el ministros de Trabajo, Jorge Triaca, y el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, con los jefes de la central obrera, en la sede del gremio de Sanidad.

Consultado sobre si con estas medidas se logró desactivar el llamado a la medida de fuerza, Triaca señaló: “Hemos planteado respuestas y creemos que no debería haber un escenario para que eso suceda”.

Cumplidos los diez días de plazo que había pedido a la CGT para dar una respuesta a sus reclamos, el gobierno anunció que otorgará un bono de 1.000 pesos para los jubilados que reciben la mínima y para los beneficiarios de la AUH.

Además, eximirá a fin de año del Impuesto a las Ganancias a los trabajadores que perciben aguinaldos que estén por debajo de 15 mil pesos y salarios en bruto de 55 mil pesos.

El miércoles próximo, se sumarán los representantes del sector empresario a una mesa denominada “Diálogo para la Producción y el Trabajo”, según la llamó Quintana, a fin de de consensuar el otorgamiento de un bono para los empleados privados.