El secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid, anticipó esta mañana que tras el paro general del próximo jueves pedirán junto a sus compañeros de triunvirato una audiencia con el presidente Mauricio Macri, a quien le criticó nuevamente que haya acusado al sindicalismo de “mafioso”.

“Nunca es bueno andar repartiendo responsabilidades o acusaciones al voleo. Eso normalmente es injusto. Me da la impresión de que un jefe de Estado tiene que sobrevolar todas las tensiones de la democracia. Eso es lo que hace un verdadero líder en el medio de las tensiones del sistema democrático, con los conflictos y las intermediaciones que obligadamente tiene que asumir”, sostuvo el referente sindical.

En diálogo con Radio La Red, el titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) afirmó que el sindicalismo “está cansado de que lo señalen como responsable de las caídas de las administraciones o que pone palos en la rueda”.

“En un sistema en que hay problemas irresueltos, como es en la Argentina, siempre va a haber reclamos, eso también lo tiene que asumir toda la clase dirigente. Pero eso no implica que uno esté detrás de otra motivación”, destacó Schmid, quien pidió “alejarse del fantasma de que un gobierno no peronista no puede terminar su ciclo”.

De esta manera, el integrante del triunvirato que conduce la central sindical se refirió a los dichos de ayer del jefe de Estado: “No podemos aceptar más comportamientos mafiosos en la Argentina, porque esos comportamientos están en los sindicatos, están en las empresas, están en la política, están en la Justicia”.

El también secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento remarcó que la CGT quiere hablar “con el Presidente de la Nación” y anticipó que “seguramente” pedirá una audiencia con el mandatario “en el transcurso del posprotesta”.

“Veremos cómo se retoman las conversaciones después de la protesta”, manifestó el gremialista, a la vez que advirtió que pretenden que “el diálogo que se convoque también tenga voluntad de corregir”.

Asimismo, el dirigente sindical también opinó sobre la estimación de la pérdida económica que tendrá la medida de fuerza que, según Macri, será de “15 mil millones de pesos”.

“Lógicamente, cuando hay una paralización de actividades se provocan estas pérdidas. También ha habido enorme pérdidas por lo erróneo de algunas políticas económicas. Toda la dirigencia sindical aspira a que sea la última protesta. Nosotros con la protesta también perdemos, porque se siente en los compañeros que cobran el presentismo, un plus por productividad. Por eso también aspiramos a que las protestas no se repitan”, finalizó Schmid.