Compartir en:

Funcionarios locales recorrieron las mejoras de infraestructura que se ejecutan, con fondos nacionales, en el barrio El Ahorcado, en la localidad de Rincón de Milberg. Las tareas incluyeron la construcción de veredas y rampas para personas con discapacidad en distintas calles. En tanto, en los próximos días comenzarán las obras de cloacas y calles de hormigón.

“Sabemos que una persona necesita tener ciertas condiciones para poder desarrollarse plenamente. La red de servicios públicos es muy importante para que los vecinos gocen de todas las condiciones de salubridad y en eso estamos trabajando desde el Municipio, orientando este proyecto. Estamos muy contentos porque pudimos poner en marcha las obras”, expresó el secretario de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Gonzalo Meschengieser, presente en la recorrida.

Durante esta primera etapa, se realizaron veredas en el pasillo interno que une Pampa con Carmen de Areco y en Galarza e Irala y Castiglioni, entre Pampa y Galarza. A su vez, se construyeron rampas para personas con discapacidad en dichos puntos.

Los trabajos continuarán durante los próximos meses con las obras de la red de cloacal, que beneficiarán a cien familias. Por otro lado, se realizarán calles de hormigón y sus respectivos cordones, lo que permitirá que tanto los servicios de emergencia como los de recolección de residuos lleguen a la zona.

En febrero de este año, el Municipio inició las obras en conjunto con la Subsecretaría de Hábitat y Desarrollo Humano de la Nación. El plan contempla la instalación del tendido eléctrico, las redes de cloacas y de agua potable, la realización de la pavimentación y la apertura de calles, y relocalización de viviendas.