Desde la mañana de ayer, los trabajadores del Centro del Algarrobo mantienen una toma pacífica de la fábrica de muebles ubicada en la colectora de la Autopista Panamericana, en la localidad de Don Torcuato.

Según explicó a la agencia de noticias La Primera Víctor Figueredo, quien trabaja para la empresa desde hace 21 años, la medida de fuerza es «por el incumplimiento del pago de sueldos, salarios familiares, aguinaldos y vacaciones por parte del empleador».

Este emprendimiento ligado a la industria de la madera es la fuente de empleo de 35 personas, entre operarios y administrativos. La empresa tenía un establecimiento productivo en Chaco, que ya dejó de operar, y otro en Formosa, donde sus trabajadores también están en conflicto.

Ante este panorama, los empleados de la planta torcuatense, quienes temen por la continuidad de sus puestos de trabajo, reclaman respuestas de los propietarios de la firma dedicada a la fabricación y la comercialización de muebles de algarrobo.

Durante la jornada, se hicieron presentes en el establecimiento local, para solidarizarse con los trabajadores, representantes del sindicato de la madera y el bloque de concejales del Frente para la Victoria.