Compartir en:

Trece municipios bonaerenses de la Región Sanitaria V firmaron su adhesión a la Declaración de París, una iniciativa promovida por el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH y el sida (ONUSIDA) para que las ciudades aceleren sus respuestas frente a la enfermedad, con el objetivo de poner fin a la epidemia en 2030.

Participaron de la firma los intendentes de Tigre, Julio Zamora; de Escobar, Ariel Sujarchuk; de Pilar, Nicolás Ducoté; de Zárate, Osvaldo Cáffaro; y de Campana, Sebastián Abella; junto a representantes de las áreas de salud de los distritos de Exaltación de la Cruz, General San Martín, José C. Paz, Malvinas Argentinas, San Fernando, San Isidro, San Miguel y Vicente López.

El evento, que se realizó en las instalaciones del Museo de Arte Tigre, contó con la presencia del director de ONUSIDA para Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, Carlos Passarelli; y de funcionarios nacionales y provinciales y de miembros de organizaciones civiles.

“Este acuerdo tiene que ver con que las ciudades y los gobiernos locales acompañen la lucha contra el sida. Apoyamos esta iniciativa porque consideramos que desde la cercanía, desde nuestros centros de salud, podemos aportar para terminar con este flagelo”, expresó Zamora.

Por su parte, Sujarchuk aportó: “Los intendentes tenemos la relación directa con los vecinos, pero para frenar el sida tiene que haber un trabajo coordinado entre los municipios con la Provincia y la Nación. Esta convocatoria tiene que ver con una decisión clara de trabajar juntos por la salud pública”.

“Esta iniciativa nos genera una responsabilidad aun mayor al trabajo que hacemos diariamente. Debemos generar más respuestas en los municipios y en las localidades, pero también debemos acoplarnos a las políticas nacionales y provinciales”, afirmó Cáffaro.

En tanto que Ducoté indicó: “Creemos que el trabajo en conjunto en un tema como el combate al VIH nos va a permitir generar avances, con la perspectiva de cercanía que tenemos los gobiernos locales”.

Finalmente, Passarelli sentenció: “Es muy bueno ver el compromiso de los intendentes y de los secretarios de Salud de la región. Nuestro objetivo es que cada vez más autoridades locales se involucren y trabajen con nosotros, para frenar esta epidemia”.

La Declaración de París es una estrategia de acción que exige que los líderes mundiales se unan como muestra de voluntad, para fortalecer un trabajo integrado que permita avanzar en el control de la epidemia del VIH.

Los municipios firmantes se comprometen a alcanzar los objetivos 90-90-90 para 2020: el 90% de las personas que viven con el VIH conocerá su estado serológico, el 90% de quienes conocen su estado serológico positivo recibirá un tratamiento y el 90% de las personas en tratamiento logrará suprimir la carga viral.