Autoridades municipales y miembros de la organización TGD Padres TEA Tigre participaron del encuentro en la Plaza Congreso para reclamar por los derechos de las personas con autismo y pedir la reglamentación de la ley de detección temprana.

«Como cada año, nuestra tarea es acompañar a los vecinos que se comprometen para darle visibilidad a esta problemática y pedir que se reglamente una ley de detección temprana», expresó la concejala Gisela Zamora, quien formó parte de la convocatoria del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

La organización TGD Padres TEA Tigre nuclea a madres y padres de personas diagnosticadas con Trastorno General del Desarrollo o Trastorno del Espectro Autista. Su presidenta es Denise Rolón, quien remarcó: «Hoy nos juntamos para hacer visible lo invisible. Trabajamos para que la gente entienda que nuestros hijos no viven en un mundo aparte, son parte de este mundo. Para nosotros, es muy importante que el Municipio nos apoye, sentimos que están de nuestro lado y que nos incluyen».

El autismo es una condición neurológica que afecta el comportamiento de una persona, su interacción, comunicación y aprendizaje. Se llama «trastorno de espectro» porque se reconoce un abanico de síntomas. Si bien en Argentina no hay datos oficiales, se estima que uno de cada 68 chicos tiene este trastorno.