Tigre obtuvo un punto en su excursión por Córdoba, tras empatar 0 a 0 con Belgrano, en el encuentro que abrió la 4° fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF), que se disputó en el estadio del barrio Alberdi ante unas 27 mil personas.

Este resultado le sirvió al local para alcanzar los siete puntos, luego de dos victorias consecutivas, mientras que para el visitante significó llegar a las dos unidades en un certamen en el que todavía no consiguió ningún triunfo.

El conjunto cordobés fue el claro dominador en la primera media hora de juego, con un gran despliegue de Federico Lértora y buenas acciones de Leonardo Sequeira y Mariano Barbieri, quienes circulaban bien la pelota por el campo contrario, aunque carecían de claridad en la zona de definición, en la que se repetían con centros intrascendentes que eran bien controlados por la defensa visitante.

Sin generar real peligro en el arco de Federico Crivelli, Belgrano se fue desdibujando y Tigre, con poco, emparejó el trámite y hasta tuvo la más clara de la noche en los pies de Denis Stracqualursi, que el delantero perdió ante el arquero Lucas Acosta cuando habían quedado mano a mano.

En el complemento, el Matador se plantó decididamente de igual a igual, ya que en el primer tiempo perdía rápido la pelota y solo apostaba a alguna arremetida de Stracqualursi, y encontraba cierto equilibrio en el medio con Lucas Menossi.

Al buen trabajo de Menossi, se sumó en la segunda etapa la buena labor del ingresado Lucas Janson, y ambos se asociaron de buena manera para comenzar a inquietar el fondo celeste.

No pasó demasiado en los minutos finales, con un Belgrano sin ideas a pesar del impulso que bajaba desde las tribunas con el aliento de su gente, que permitió que el equipo de Ricardo Caruso Lombardi se sintiera más cómodo y fuera el que tuviera algo más de claridad para quedarse con los tres puntos, aunque las fallas en la definición lo privaron de conseguir su primer triunfo.

Sobre el final se fue expulsado el ingresado Ezequiel Rodríguez en el Matador, que por eso en los últimos cinco minutos se dedicó a cuidar el resultado que se terminó trayendo del recinto del barrio Alberdi.