En la temporada de verano, Tigre se posiciona como uno de los destinos más elegidos por los turistas para pasar sus vacaciones. En el actual contexto de pandemia, el gobierno municipal garantiza que los establecimientos turísticos cumplan con los protocolos sanitarios correspondientes, con el objetivo de que los viajantes puedan disfrutar de forma segura. Ubicado a solo 30 minutos de Capital Federal, y de fácil acceso desde otros distritos del Conurbano, ofrece hospedajes en el Delta, visitas al Puerto de Frutos y paseos gastronómicos en diferentes puntos de Tigre Centro y en Villa La Ñata.

«La pandemia por coronavirus ha afectado a múltiples sectores de la economía, y sin dudas el turismo no ha quedado exento. Trabajamos en protocolos específicos para los distintos prestadores que integran el rubro, siguiendo los lineamientos de los gobiernos nacional y provincial», señaló el intendente Julio Zamora.

«En cercanía a la ciudad de Buenos Aires, Tigre es el destino turístico más importante. Nos preparamos para que sea un lugar seguro en todos los términos, pero hoy más que nunca desde el punto de vista sanitario», agregó el jefe comunal.

Quienes decidan alejarse del caos de la ciudad y disfrutar de unos días de desconexión en sintonía con la naturaleza, podrán optar por hospedarse en la tranquilidad del Delta. Sus prestadores -entre los que se destacan hosterías, cabañas, recreos y campings- ofrecen un amplio abanico de propuestas para disfrutar en familia, pareja o con amigos. Entre las medidas implementadas, debe respetarse el uso de tapabocas, especialmente en espacios comunes, y el distanciamiento social, que varía según los metros cuadrados de cada hospedaje. Además, todos los establecimientos tinen que sanitizar de manera permanente sus instalaciones ante el recambio de clientes y trabajadores.

Para quienes opten por visitar Tigre durante el día, pueden recorrer el Puerto de Frutos, otro de los famosos atractivos que tiene la ciudad. En este paseo comercial a cielo abierto, los visitantes pueden encontrar más de 500 locales que comercializan objetos de decoración, productos de madera y hierro, plantas, artículos de mimbre y junco, muebles de pino y una gran variedad de artesanías y alimentos. El complejo funciona de lunes a domingos, de 11 a 20.

La gastronomía también tiene sus propuestas en Tigre. En el centro de la ciudad, sobre Paseo Victorica se pueden encontrar numerosos bares, cervecerías, restaurantes, parrillas y heladerías. A pocas cuadras de ese punto se encuentra otro pequeño distrito culinario: el Paseo de los Antojos, sobre Avenida Linares, a pocos metros del Acceso Norte.

En Villa La Ñata, a poco más de 10 kilómetros de Tigre Centro, se ofrece a los turistas la posibilidad de alejarse por un instante del bullicio de la ciudad, para disfrutar de la conexión con la naturaleza, sin la necesidad de embarcarse en un viaje a las islas. Sus diversos restaurantes y parrillas, ubicados estratégicamente a orillas del Canal Villanueva, invitan a los visitantes a probar sus propuestas gastronómicas en un ambiente de paz.

El universo culinario continúa en otras localidades del distrito: Don Torcuato y General Pacheco destacan como zonas para disfrutar una rica y refrescante cerveza. El listado se completa con Benavídez y el complejo Torrepueblo, que con menúes variados transporta a sus visitantes a una típica villa en La Toscana; o en Bahía Grande y el Centro Comercial de Nordelta, con numerosos restaurantes y bares.

Para obtener mayor información sobre las propuestas turísticas locales, los interesados pueden ingresar a www.vivitigre.gob.ar o consultar las redes de la Secretaría de Turismo en Facebook e Instagram.