Tigre recibió la mitad de entradas que Boca para la final única de la Copa de la Superliga, que se disputará el próximo domingo en Córdoba.

Los hinchas xeneizes ocuparán toda la Platea Gasparini (19 mil lugares), la mitad sur de la Platea Ardiles (7 mil) y la Popular Artime (10 mil): 36 mil localidades.

En tanto, los seguidores del Matador se ubicarán en la mitad norte de la Platea Ardiles (7 mil) y la Popular Willington (10 mil): 17 mil entradas.

Al respecto, el presidente del conjunto de Victoria, Ezequiel Melaraña, expresó en forma de queja: «La semana pasada nos dijeron que las entradas en la final iban a ser en repartos iguales. Hoy nos comunicaron que nos iban a dar cerca de 16 mil localidades. No creo que sea mitad y mitad. Repartir 70 y 30 es abusivo».

En declaraciones radiales, el dirigente adelantó que reclamará ante la Superliga por esta situación y manifestó que pretende que «se cumpla» la promesa de distribución de localidades de «mitad y mitad».

«Calculamos que habrá 20 mil hinchas de Tigre en Córdoba. Lo ideal hubiese sido que nos digan cómo era el reparto de entradas. Quiero que nos den las entradas correspondientes. Si después no las vendemos, se verá», cerró Melaraña.

Boca y Tigre -que descendió a la Primera B Nacional- se enfrentarán el domingo en un partido que, además de consagrar al campeón de la primera edición del certamen, otorgará al Matador, en caso de que resultar ganador, un pasaporte para la Copa Libertadores 2020.