Tigre venció por 2 a 1 a Godoy Cruz y recuperó la sonrisa tras dos caídas consecutivas, una por el torneo local y otra por Copa Sudamericana. El Chino Luna abrió la cuenta de penal, Jaime Ayoví lo empató con un buen cabezazo y cuando el partido se terminaba apareció Santiago Izaguirre para decretar el triunfo del Matador. Por su parte, el Tomba sigue en baja.

En la primera parte fue la visita la que manejó más tiempo la pelota, aunque sin profundidad; mientras que el local no tuvo muchas ideas para generar peligro. En ese contexto, el marcador se abrió recién en los últimos minutos de esa primera etapa por un penal de fernando Zuqui sobre Jorge Rodríguez que Luna cambió por gol.

En la segunda etapa, Tigre cedió terreno y protagonismo a un equipo mendocino que llegó a la igualdad, tal vez inmerecida, con un cabezazo de Ayoví tras un centro desde la izquierda de Gastón Giménez.

Cuando parecía decretado el empate, cerca del final y tras un córner desde la derecha de Lucas Wilchez, un cabezazo de Izaguirre, en su primer tanto en Primera División, le dio el triunfo y algo de paz al conjunto de Victoria, que puso fin a la pequeña racha de resultados adversos.

En un partido mediocre, en el que la dupla Luna-González fue lo poco para destacar, el equipo de Gustavo Alfaro logró tres puntos para olvidarse de la última semana, al tiempo que para Godoy Cruz el futuro aparece incierto, tanto por el bajo nivel de juego como por la continuidad de su entrenador, gabriel heinze, quien ni siquiera puede entrar al campo de juego.