Tigre no lo pudo aguantar. Rosario Central lo venció por 2 a 1 con un gol convertido en la última jugada de un partido que estuvo suspendido durante ocho minutos porque un proyectil impactó en la cabeza del técnico del Matador, Gustavo Alfaro.

El colombiano Yeimar Gómez Andrade, en contra, abrió el marcador para la visita a los 28 minutos, mientras que Franco Niell, a los 30, y Marco Ruben, a los 58 (decimotercer minuto de tiempo adicional), anotaron para el local. Todas las acciones trascendentes se dieron en el segundo tiempo.

Tigre culminó el partido con dos hombres menos por las expulsiones de Marcelo Larrondo, a los 35 minutos del segundo tiempo, y Leandro González Pires, a los 45 minutos de la misma etapa.

Con el triunfo, Central, que venía de vencer al campeón Racing Club (1-0), acumula seis unidades y comparte la punta del campeonato con Estudiantes de La Plata y Vélez Sarsfield; mientras que Tigre, que había igualado con Crucero del Norte en el debut (0-0), se mantiene con una unidad.

En la próxima fecha del Campeonato de Primera División, Tigre recibirá en Victoria a Olimpo de Bahía Blanca. Por su parte, Central visitará a Crucero del Norte, en Misiones.