Tigre, que venía de perder con All Boys, se recuperó anoche como local frente a Gimnasia y Esgrima de Jujuy, al que venció por 3 a 1, en la apertura de la 19° fecha del certamen de la Primera Nacional.

El equipo de Néstor Gorosito, quien finalmente estuvo en el banco de suplentes del Matador a pesar de su intención de dejar el cargo tras la derrota ante el club de Floresta, acumuló con esta victoria 28 puntos y, con un partido más, quedó una unidad por debajo de Deportivo Riestra.

El partido frente al Lobo jujeño fue por demás positivo para el delantero Emanuel Dening, ya que convirtió los primeros dos goles de su equipo, uno de penal, en el capítulo inicial.

En tanto, Sebastián Prediger, en el complemento, amplió la distancia en favor de Tigre; mientras que Gonzalo Castillejos, de penal, descontó después para la visita.

El conjunto del norte argentino jugó con un hombre menos desde los 39 minutos del primer tiempo, por la expulsión de Ezequiel Gallegos, una situación que le restó posibilidades de dar vuelta el marcador.

En este año, Tigre acumula dos victorias e igual cantidad de derrotas. Por su parte, su rival sumó su quinto partido sin festejar y con 19 puntos esta solo dos unidades por encima de Almagro, el equipo que se encuentra momentáneamente en instancia de descenso.