Tigre debutó esta tarde como local en la Copa Libertadores de América con una derrota frente a Palmeiras, de Brasil, por 2 a 0, en un encuentro correspondiente a la fecha inicial del Grupo B.

De esta manera, por primera vez un equipo argentino que milita en la B compite en el certamen más importante a nivel continental. Además, para el Matador representa su segunda participación en este torneo, tras la de 2013.

Luiz Adriano, a los 16 minutos del primer tiempo, y Willian, a los 19 minutos de la etapa complementaria, anotaron los goles del partido jugado en el estadio José Dellagiovanna, ubicado en la localidad de Victoria.

Además, el árbitro colombiano Wilmar Roldán expulsó con roja directa al local Matías Pérez Acuña, a los 15 minutos de la segunda parte, por lanzar una patada a un rival cuando la pelota no estaba en movimiento.