La ministra de Gobierno provincial, Teresa García, afirmó esta mañana que en el Conurbano «habrá una cuarentena muy restrictiva, sobre todo en el transporte público».

En declaraciones formuladas a Radio Provincia, la funcionaria también contó que la gobernación se encuentra analizando los pedidos de apertura del aislamiento presentados por los municipios.

«El gobernador Axel Kicillof lo va a evaluar hoy cuando tenga el cuadro final de todos los municipios», consignó García, quien destacó que «la propuesta fundamental de los intendentes es abrir actividades comerciales», lo que será también analizado por los ministros de Producción, Augusto Costa, y Salud, Daniel Gollan.

La funcionaria agregó que se consultó a todos los jefes comunales del Conurbano acerca de qué medidas adoptar con relación a la cuarentena y aseveró que «hubo una única línea: la no apertura de actividades económicas, porque implicaría una réplica incontrolable del virus y allí están los más vulnerables».

En cambio, García señaló que los mandatarios de los distritos del interior provincial, donde se registran pocos o ningún caso de covid-19, pretenden habilitar determinadas actividades «con controles de horarios y de medidas sanitarias».

«Cuanto más controlemos, más seguros estaremos», remarcó García y aclaró que el gobernador dejó en claro que «donde esto se desmadre, no dudará en poner el pie en el freno» para evitar contagios.

La ministra evaluó que «es preferible estar más empobrecidos, pero vivos» y dijo que los gobiernos nacional y provincial trabajan «todos los días» para impulsar medidas que «alivien el el bolsillo de los bonaerenses».