El intendente Julio Zamora supervisó las obras hidráulicas que se llevan adelante en Tigre Centro. Estos trabajos permitirán incrementar la capacidad de escurrimiento del agua de lluvia en distintos sectores de la ciudad.

En las calles Solís (esquina Italia) y Castelli, personal de la delegación de Tigre Centro realizó el cambio de la cañería de 300 milímetros por otras de 600 y mil milímetros. Próximamente, se efectuará el mismo procedimiento de ampliación en la calle Marabotto.

“Esta es una obra que realmente necesitaban los vecinos, que se veían afectados por los anegamientos en días de tormenta. Las tareas surgieron a partir de un estudio hidráulico donde se analizaron los efectos del agua en cada parte del distrito”, sostuvo el jefe comunal.

“También se construyeron nuevas compuertas (en los canales San Fernando y Patiño) para evitar las consecuencias de la marea. De esta manera, nos aseguramos que las inclemencias del tiempo no interrumpan el ritmo de vida de los vecinos”, añadió el mandatario.

Por su parte, el secretario de Servicios Públicos y Conservación de Infraestructura, José María Paesani, agregó: “En estas épocas, suele llover en grandes cantidades y repentinamente, lo que hace que el agua tarde en bajar. Ahora, con la ampliación de los conductos de desagüe, este ya no será un problema para los vecinos”.

La recorrida culminó con una visita del intendente al Centro de Atención Familiar de Canal, ubicado sobre la Avenida Italia. En el lugar, Zamora dialogó con vecinos sobre sus distintas inquietudes.