Compartir en:

El intendente Ariel Sujarchuk y la presidenta de AySA, Malena Galmarini, firmaron un convenio de cooperación y recorrieron las localidades de Belén de Escobar y Matheu para supervisar las obras de la red cloacal en el barrio Lambertuchi y el acueducto en la Ruta Provincial 25.

«Malena es una persona con una profunda vocación política, estudiosa, que conoce bien el territorio y que en el inicio de su gestión vino a supervisar los importantes trabajos que ya venimos ejecutando, además de firmar un convenio que nos permite ampliar las obras conjuntas de agua, cloacas, saneamiento y reparaciones, para beneficio de miles de escobarenses», explicó el jefe comunal.

La futura red de desagüe cloacal del barrio Lambertuchi, en Belén de Escobar, que se realiza íntegramente con fondos municipales, beneficiará a más de 1.500 vecinos. La obra contempla más de 3 mil metros de cañerías, 32 bocas de registro y una planta de tratamiento de afluentes.

Por su parte, el proyecto del acueducto de AySA en la Ruta Provincial 25 y Nazarre, en la localidad de Matheu, permitirá el acceso al agua potable de unas 180 mil familias del distrito. Las tareas se dividen en tres partes: la primera se basa en colocar 40 metros de caños de 1.200 milímetros bajo las vías del ferrocarril Mitre, a una profundidad de tres metros; la segunda comprende la instalación de cañerías y la construcción de cámaras de toma a la altura de la calle Víctor Manuel II; mientras que la tercera es idéntica a la segunda, pero en el tramo comprendido entre Víctor Manuel II y la Autopista Panamericana.

«Le agradezco a Ariel que nos haya recibido con su buena predisposición habitual y su voluntad de trabajar en conjunto. Conscientes de que la situación del país es crítica, desde la empresa venimos a garantizar que los proyectos que ya están en marcha van a continuar y trabajaremos de manera articulada para que todas las obras que los vecinos necesitan se puedan hacer», resaltó Galmarini.