Compartir en:

El intendente Ariel Sujarchuk celebró la resolución del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Viviendas de la Nación por la cual la provincia de Buenos Aires cede la prestación del servicio de abastecimiento de agua potable y desagües cloacales en ocho municipios, entre ellos Escobar, al área de concesión de Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA).

“Toda gestión de importancia lleva su tiempo, pero en menos de un año comenzamos a ver sus frutos. Es un reconocimiento del gobierno nacional a las negociaciones que venimos realizando desde que asumimos la gestión para que nuestros vecinos accedan a un derecho básico”, destacó el jefe comunal.

“Si bien es cierto que hoy no tenemos un servicio de calidad y que además sufrimos el perjuicio de calles y veredas rotas por el trazo del acueducto, la promesa por parte de la empresa de comenzar las obras en los próximos 30 días nos ayuda a pensar que a partir de 2017 el servicio de agua potable del partido de Escobar será mucho mejor y tendremos el servicio de calidad que requieren nuestros vecinos”, agregó el mandatario.

De esta manera, la Nación añadió unos 1.400 kilómetros cuadrados al área de concesión de AySA, un territorio que incluye a los municipios de José C. Paz, Moreno, Merlo, Malvinas Argentinas, Florencio Varela, San Miguel, Presidente Perón y Escobar, hasta ahora atendido por Aguas Bonaerenses (ABSA). Para estos distritos, la empresa asumió el compromiso de cubrir el 100% de los servicios en un plazo no mayor a ocho años.

En septiembre pasado, AySA anunció la inversión de 95 millones de pesos para la ampliación de la red de agua potable en Ingeniero Maschwitz. Estas obras comenzarán en diciembre, con un plazo máximo de ejecución de 600 días corridos. En esta etapa, los trabajos estarán focalizados en la zona comprendida por el Arroyo Garín y las calles El Dorado, Fernández, Maipú y Colectora Este (Juan Bautista Alberdi). Al mismo tiempo, se iniciarán las tareas de reparación de las calles dañadas por la construcción del acueducto: La Pista, Caseros y Sucre, entre otras.

A pesar de haberse concretado el traspaso de Escobar al área de concesión de AySA, la administración de Sujarchuk mantiene su demanda judicial contra ABSA, en la que el Juzgado de Ejecución Penal de Zárate – Campana determinó que la firma debe pagar 70 mil pesos diarios a la Municipalidad hasta tanto cumpla con las obras de infraestructura que se necesitan para garantizar la provisión de agua corriente en el distrito. Una vez que la multa se acredite, ese dinero se utilizará para la reparación que sufrieron los espacios públicos por las filtraciones que nunca se arreglaron.