Con un golazo de Brahian Aleman, a dos minutos del final a través de un zapatazo desde afuera del área, Gimnasia y Esgrima La Plata venció a Tigre, por 1 a 0 en Victoria, por la 16° fecha del Campeonato de Primera División de fútbol.

Para el conjunto platense fue el primer triunfo como visitante ante el Matador desde que el club de la Zona Norte volvió a Primera División en 2007.

El árbitro Darío Hererra expulsó a los 38 minutos del segundo tiempo Erik Godoy, en Tigre, por una falta fuerte a Nicolás Ibáñez.

Antes, a los 37 minutos de la primera etapa, Juan Carlos Blengio, quien regresaba tras una operación por rotura de ligamentos, se fue lesionado con una luxación en el hombro izquierdo sufrida al caer mal en su área.

En el primer tiempo fue mejor el local, con Diego Morales como principal protagonista, quien se mostró punzante para llegar y claro para jugar. De todas formas, esa etapa resultó aburrida, con pocas situaciones y muchas imprecisiones.

Dentro de ese contexto, Tigre tuvo cuatro situaciones contra una de Gimnasia, aunque ninguna de peligro extremo.

En el complemento, arrancó mejor el equipo de Pedro Troglio y a los 2 minutos Ramón Mierez lo perdió abajo del arco después de un remate del Chino Luna que le cayó en los pies.

A los 11 minutos, lo volvió a perder Mierez, de cabeza, está vez frente al arco. Y cinco minutos después, Luna envió un disparo sobre el travesaño.

Gimnasia respondió a los 25 minutos, cuando lo perdió en forma increíble Mauro Matos mano a mano con Nélson Ibañez. A los 27 minutos, Alexis Castro probó de media distancia y dos minutos después lo tuvo Lucas Menossi pero lo impidió Martín Arias.

Hasta que a los 43 minutos Alemán encaró por derecha, enganchó con su zurda y la acomodó para pegarle seco al segundo palo; el arquero no se movió, tapado por los futbolistas que estaban dentro del área, y la pelota entró por el palo derecho.

La polémica fue que esa jugada se inició en el área de Gimnasia y con un airado reclamo del Patito Galmarini, quien pidió penal cuando Lucas Licht golpeó la pelota con la mano en una confusa situación.

Tigre mereció mucha mejor suerte, ya que tuvo no solo las alternativas más claras sino también la iniciativa en el desarrollo del juego. Sin embargo, Gimnasia aprovechó la posibilidad del final y se llevó un premio demasiado grande.