Argentina, con un gol agónico de Ángel Di María en el segundo tiempo suplementario, le ganó a Suiza por 1 a 0 y sacó su pasaje a los cuartos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014, en un dramático partido que se jugó en un Arena Corinthians de San Pablo teñido de celeste y blanco.

Lionel Messi, autor de cuatro de los siete goles convertidos por el equipo albiceleste, fue clave en la jugada que definió el encuentro tras realizar una estupenda apilada y habilitar a «Fideo», quien definió con clase ante el casi imbatible Diego Benaglio.

El próximo sábado 5, desde las 13, el representativo argentino se medirá en Brasilia contra Bélgica, quien eliminó a Estados Unidos, al derrotarlo por 2 a 1 en tiempo suplementario, con la ilusión de meterse en las semifinales.

Nota relacionada: El triunfo del seleccionado nacional también se festejó en Tigre

Por JIU